Exposición sobre Discapacidad en la Universidad y en la Unión Europea en el Centro de Documentación Europea de la UVa

Durante los días 14 a 15 de noviembre se celebra en la Universidad de Valladolid el X Encuentro de la Red de Servicios de Atención a Personas con Discapacidad de las Universidades (SADPU), bajo el lema “Hacia una universidad inclusiva”.

Estas actividades se enmarcan a su vez dentro del 4º Objetivo de Desarrollo Sostenible de la ONU: “Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos”, que es apoyada asimismo por la Resolución del Parlamento Europeo de 13 de noviembre de 2018 sobre la ayuda de la UE al desarrollo en el ámbito de la educación (2018/2081(INI)). Podéis obtener más información en la Declaración Incheon y Marco de Acción para la realización del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4:  https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000245656_spa

En este contexto, el Centro de Documentación Europea de la Universidad de Valladolid ha decidido aprovechar este evento para organizar una exposición de fondos bibliográficos sobre la discapacidad, lucha contra la exclusión vs inclusión, educación, protección, aspectos jurídicos y legales relacionados con la discapacidad, etc., todo ello en el marco de la Universidad y, por supuesto, la Unión Europea.

Además se ha aprovechado esta oportunidad para solicitar algunas obras de otras bibliotecas de la Universidad de Valladolid, a las que agradecemos su colaboración, para poder ampliar temáticamente los fondos que exponemos (Comercio, Miguel Delibes, Reina Sofía, Ciencias de la Salud…). Entre ellos se encuentra la película Yo también protagonizada por Pablo Pineda y Lola Dueñas, que podéis incluso visionar en las instalaciones del CDE.

Si estáis interesados en consultar los fondos que forman parte de la exposición, podéis hacerlo a través de nuestra cuenta en Pinterest, el tablón Exposición Universidad Discapacidad.

Mantendremos la exposición bibliográfica todo el mes de noviembre. Esperamos que todo ello os resulte de interés.

Lectura fácil, inclusión y aprendizaje

El tema de la lectura fácil preocupa mucho a las bibliotecas porque, entre otras cosas, tenemos una función y una responsabilidad hacia toda la sociedad como instituciones de apoyo a la información, el conocimiento, y el autoaprendizaje a lo largo de toda la vida, y por supuesto hacia la inclusión de los colectivos más desfavorecidos y marginados.

Ya se ha tratado este tema con anterioridad en este blog, en relación con una charla-coloquio sobre Lectura Fácil que se celebró el 22 de abril de 2014 en la sala Espacio Abierto de la Biblioteca Reina Sofía con miembros de la Asociación de Lectura Fácil de Castilla y León, y que podéis leer haciendo click aquí.

Queríamos insistir en la lectura fácil esta semana en que se celebra en la Universidad de Valladolid el X Encuentro de la Red de Servicios de Atención a Personas con Discapacidad de las Universidades (SADPU), bajo el lema “Hacia una universidad inclusiva”. 

Las personas con discapacidad, así como cualquier grupo en situación de exclusión, suelen ser marginados en servicios y entornos públicos, educativos, sociales, económicos, laborales…, y muchas veces la discapacidad y la exclusión están relacionadas con las dificultades para acceder a la información.

Instamos a una toma de conciencia sobre este tema, y recomendamos la lectura del post publicado en blog Información y Tecnologías, titulado: Lectura fácil para todos y todas (30/05/2019).

Recordemos que, según las Directrices de la IFLA (1998), las personas destinatarias de lectura fácil serían: personas con discapacidad intelectual, personas con enfermedad mental y trastornos del comportamiento, personas con dislexias y otras dificultades lectoras, personas sordas y sordociegas, personas con demencia, inmigrantes recientes, personas de baja alfabetización, presos y personas de exclusión social.

Y del post mencionado anteriormente de Lectura fácil para todos y todas (30/05/2019), copiamos lo siguiente: algunas buenas prácticas sugeridas son:

  1. Utilizar lenguaje directo y vocablos conocidos por la audiencia
  2. Emplear oraciones cortas y con una sola idea (no coordinadas ni subalternas)
  3. Evitar por completo las metáforas y palabras ambiguas
  4. Colocar pocos adjetivos
  5. Utilizar fuentes sin serifa o paloseco y con un tamaño superior a 12 o 14 puntos
  6. Utilizar un buen espaciado entre líneas y párrafos.
    1. Excepción: para la dislexia, se recomienda emplear el interlineado sencillo entre línea y línea
  7. Establecer buen contraste texto-fondo
    1. Excepción: para la dislexia, evitar los fondos brillantes o blancos luminosos; los grises tenues son los mejores. La combinación ideal entre texto fondo es crema/negro
  8. Utilizar otro medio además del color para resaltar o transmitir información
  9. Distribuir visualmente los conceptos mediante listas numeradas y/o viñetas
  10. Colocar el texto en una sola columna
    1. Excepción: para la dislexia, utilice una columna ancha (44 a 46 caracteres) y por consiguiente, distribuido en menos líneas
  11. Evitar la alineación justificada. Prefiere la alineación izquierda
  12. Incorporar códigos de colores. Especialmente, en los casos de trastorno del déficit de atención en los cuales codificar las acciones a realizar con color ayuda a guiarlos en el recurso
  13. Reforzar los conceptos con ilustraciones simples y pictogramas, sobre todo en el caso de la afasia y el trastorno de aprendizaje no verbal donde la representación gráfica de las palabras resulta casi imprescindible para la comprensión.
    1. Excepción: en las personas con dislexia se recomienda evitarlos
  14. En el caso de ser un ebook, web o multimedia, se recomienda incorporar, para reforzar, audios o videos ejecutables a voluntad (no de ejecución automática).

Lectura Fácil

lecturafacil                             logolecturafacil

 

El pasado martes 22 de abril, la UVA celebró el Día del Libro. En la Biblioteca “Reina Sofía”, dentro de los actos de ese día, tuvimos una charla-coloquio sobre Lectura Fácil, con miembros de la Asociación de Lectura Fácil de Castilla y León.

20140422_183442

¿Qué es la “lectura fácil”?

Vivimos en una sociedad llena de palabras escritas (los carteles de las carreteras, los prospectos de las medicinas, las indicaciones en el transporte público, los carteles de las películas, los menús de los restaurantes…y por supuesto, internet). Pero ¿toda esta información es igual de comprensible para todas las personas?

El artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) dice: “Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.”

El articulo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en Lectura Fácil (2008) dice: “Todas las personas tienen derecho a leer libros, ir al cine, visitar museos o realizar otras actividades culturales y también a participar en las que se realicen en su comunidad.”

Si facilitamos la comprensión lectora estamos ayudando a elegir, tomar buenas decisiones y, en definitiva, ejercer los derechos de todas las personas.

Lectura fácil NO ES cortar los textos muy largos quitando las frases complicadas, ni resumir los textos, ni ponerlos en letra grande, ni hacer adaptaciones infantiles. Lectura fácil ES expresar la información de manera clara y sencilla, fácil de leer y fácil de comprender.

Según las Directrices de la IFLA (1998), las personas destinatarias de lectura fácil serían: personas con discapacidad intelectual, personas con enfermedad mental y trastornos del comportamiento, personas con dislexias y otras dificultades lectoras, personas sordas y sordociegas, personas con demencia, inmigrantes recientes, personas de baja alfabetización, presos y personas de exclusión social.

Leer aumenta la calidad de vida de las personas: permite compartir ideas y pensamientos, amplia la visión del mundo, es una puerta abierta a la cultura, es una forma de aprendizaje, estimula la memoria, socializa, fomenta la autonomía y la autoestima…

Algunas de las reglas a seguir para la elaboración de textos fáciles son: utilizar vocabulario sencillo y cotidiano, evitar conceptos abstractos, emplear lenguaje directo, construir oraciones cortas y de sintaxis sencilla, utilizar mensajes en sentido positivo, tipografía clara, tamaño de letra mayor, no romper los párrafos… Y puedes consultar todas las reglas en la guía “Información para todos”  página de FEAPS.

Si queréis consultar páginas “fáciles”, podéis visitar:

Gestión económica: Finanzas para todos.

Literatura: La Mar de Fácil

Noticias: Noticias Fácil

Editoriales: La Galera

Buenas prácticas en lectura fácil en Castilla y León: Ley de Servicios Sociales de Castilla y León en Lectura Fácil.

Aunque la primera asociación de este tipo nació en Cataluña, en nuestra comunidad contamos con la Asociación de Lectura Fácil de Castilla y León, una entidad sin ánimo de lucro que trabaja para difundir la Lectura Fácil y para acercar la lectura a las personas con dificultades lectoras en Castilla y León.

Y si continuais interesados en este tema, todavía podéis participar en el Premio de Novela Corta en lectura fácil 2014 (plazo hasta el 26 de septiembre de 2014)

concurso lecturafacil

 

Esta información nos ha sido facilitada por Soledad Carnicer Arribas, miembro de la Asociación de Lectura Fácil de Castilla y León.