Muévete por la UVa: Plan de movilidad

Campaña de uso de la bici en la Universidad de Valladolid

La Universidad de Valladolid lleva algunos años haciendo hincapié en la necesidad de aminorar el impacto ambiental en los traslados a la universidad, tanto si eres estudiante como si eres trabajador. Apelando a la responsabilidad individual, nos invita a tomar conciencia de las consecuencias del uso masivo de vehículos a motor: contaminación, problemas en las infraestructuras (aparcamientos colapsados, atascos, zonas de peatones invadidas), etc.

En 2004 se llevó a cabo un estudio de movilidad en la UVa dentro de la primera campaña de seguridad vial, que dio pie a diversas acciones quizás poco conocidas en nuestra comunidad universitaria.

Varias actuaciones y campañas se pusieron en marcha: Comparte coche, Usa el tren, Comparte bus, Puntos de recarga de vehículos eléctricos, Préstamo gratuito de bicicletas.

Según parece, los universitarios, tanto estudiantes como trabajadores, abusamos del coche particular, creemos que el transporte público es insuficiente en algunos campus y se hace poco uso aun de la bicicleta.

Y precisamente de esta última queremos hablar aquí: la bicicleta, tan humilde, tan versátil, tan práctica, tan ecológica, tan económica, tan beneficiosa, tan… sí, tantas ventajas tiene circular en bicicleta que te sorprenderías.

La Universidad llevó a cabo distintas medidas para promover el uso de la bicicleta entre sus trabajadores y estudiantes: se crearon y mejoraron carriles-bici en sus campus en colaboración con el Ayuntamiento, instaló aparcamientos de bicicletas en sus centros, pero dos han sido las medidas con más impacto:

Puedes disponer de una bicicleta gratis durante todo el curso para moverte por donde tú quieras. Si además te gustan los retos, lee el siguiente epígrafe:

Gana un vale de 50 € a gastar en un comercio de deportes de la ciudad si ganas el reto de ir a pie, corriendo o en bici, ¡y ya vamos por la 8ª edición! Solo hay que descargarse la aplicación de Ciclogreen en el móvil, y registrar el trayecto antes de salir. Si sueles usar la aplicación Strava, puedes conectar ambas y te cuenta lo que hagas en esta última. Actualmente hay ya 121 participantes de nuestra universidad, más de 10.000 km recorridos y más de 2.000 kg de CO2 que no se han emitido a la atmósfera. ¿Te das cuenta de lo importante que es para todos, para ti, para el planeta, que cambiemos nuestra forma de movilidad?

 

Por otro lado, el Ayuntamiento de Valladolid, a través de la empresa Vallabici, ofrece un servicio público de bicicletas de alquiler con distintos puntos de aparcamientos en la ciudad. Las paradas cercanas a edificios de la UVa son: Plaza de Santa Cruz, Facultad de Medicina, Ingenierías Industriales Paseo del Cauce, Facultad de Comercio, Campus Miguel Delibes.

Si además te animas a seguir usando la bicicleta en tu vida, Valladolid tiene dos asociaciones de ciclistas que organizan actividades durante todo el año:

Y recuerda que en las bibliotecas de la UVa puedes encontrar muchos libros sobre movilidad sostenible, bicicletas, rutas cicloturistas… Esto es solo un ejemplo:

La bicicleta

La bicicleta

La biblioteca de la UVa en Cyclobiblio 2018

La Biblioteca de la Universidad de Valladolid ha participado por tercer año consecutivo en el no-congreso bibliotecario Cyclobiblio, que ha transcurrido, en esta 5ª edición, entre las ciudades francesas de Angers y La Rochelle.

Bibliothèque Saint Serge
Presentación de la 5ª edición de Cyclobiblio delante de la Biblioteca de la Universidad de Angers

Cyclobiblio es un evento bibliotecario francófono nacido de su homólogo Cycling for Libraries. La idea surgió en 2011 de los bibliotecarios finlandeses Jukka Pennanen y Mace Ojala. Es una forma moderna y disruptiva de celebrar un encuentro profesional.

La rama francesa nació en 2014, con el trayecto Montpellier-Lyon, haciendo coincidir la llegada al destino final con el inicio del congreso de la IFLA, que ese año se celebró en Lyon. Desde entonces, todas las primaveras ha habido una nueva edición de Cyclobiblio por distinas regiones de Francia y la Suiza francófona.

El encuentro está abierto a bibliotecarios y profesionales de la documentación de todo el mundo, por eso siempre hay representantes de otros países. Entre los 50 bibliotecarios de este año estaba Tanja, de Suecia, Bo, de Dinamarca, Marina y Eddy de Bélgica y yo misma, de España.

Empezamos el día 2 de junio en la Universidad de Angers. La presentación oficial, con los representantes del equipo rectoral, tuvo lugar delante de la Biblioteca Saint Serge. El primer día es el encuentro de los participantes, algunos ya conocidos y otros que llegan por primera vez, también es la puesta a punto de las bicis, sobre todo las que son de alquiler (no todos llevamos nuestra bici de casa). Durante este primer día visitamos, divididos en grupos, la biblioteca universitaria y distintas bibliotecas municipales, además de otros lugares de interés de la ciudad.

Cyclobiblio

Este año, como novedad, hemos realizado diversos talleres y pequeñas presentaciones entre nosotros de aquellas actividades o servicios que llevamos a cabo, tanto profesionales como lúdicos: redes sociales en biblioteca, edición en Wikipedia, la biblioteca políglota, la música en la biblioteca, taller de conversación para extranjeros en biblioteca, taller de edición de Booktube, sketchnote, comunicación no violenta, bienestar y ergonomía en la biblioteca, etc. Yo presenté el club de lectura Con Mucho Gusto y la ruta cicloturista Eurovelo 6.

Club de lectura

 

Cyclobiblio

Sketchnote

 

 

 

El programa se fue desarrollando a lo largo de 395 km, coincidentes con la ruta cicloturista Vélofrancette. Con un desnivel algo mayor que en ediciones anteriores (eso supone algunas cuestas más) y algo de lluvia cada día, sobre todo el domingo 3 de junio, una hora antes de llegar a la biblioteca pública de Saumur pero ello no fue motivo para quitarnos el buen humor y las ganas de superación. Estos contratiempos son reflejo de otros que nos encontramos en ocasiones en nuestros trabajos. La flexibilidad y la adaptación a cualquier circunstancia por parte de los bibliotecarios está a prueba de bombas, como suele decirse.

Mediateca de Saumur
Mediateca de Saumur con 50 bibliotecarios calados y sus bicis

Los distintos tipos de bibliotecas nos permiten conocer de primera mano actividades, equipamiento, servicios bibliotecarios, conversar con otros bibliotecarios e incluso en ocasiones con usuarios que se acercan curiosos a nosotros.

Biblioteca Pública de Angers

Cyclobiblio

Biblioteca Universidad de La Rochelle

Cyclobiblio

Cyclobiblio es también una campaña de promoción de las bibliotecas, ante la sociedad y ante los representantes políticos y sociales. En muchas de las bibliotecas visitadas contamos con la presencia de medios de comunicación que se hacían eco de nuestro viaje.

Para los participantes es una ocasión única de crear una auténtica red profesional internacional, que se fortalece año tras año. La presencia de una persona de la Biblioteca de la Universidad de Valladolid nos hace tender esos puentes desde la meseta castellana hacia otros países.

Cyclobiblio

La clausura de la ruta de este año se hizo coincidir con la apertura del congreso bienal de la Asociación de Bibliotecarios de Francia, patrocinadores del evento, que tuvo lugar esta vez en La Rochelle.

Congreso ABF

Si quieres ver más fotos o seguir la información de Cyclobiblio, puedes hacerlo a través de sus redes sociales:

Twitter: https://twitter.com/Cyclo_biblio

Facebook: https://www.facebook.com/cyclobib/

Flickr: https://www.flickr.com/photos/144122299@N08/albums

Instagram: https://www.instagram.com/cyclobiblio/

Cyclobiblio

 

Fotos: Cyclobiblio, Joson de Foras, Carmen de Miguel

Cyclo-biblio 2018, Angelle, 5º edición

Marcha 2017

Por tercer año consecutivo, nuestra compañera Carmen de Miguel, directora de la Biblioteca Reina Sofia, en representación de la Biblioteca de la Universidad de Valladolid vuelve a estar presente en la 5ª ed. de la Cyclo-Biblio. “La vélorution des Bibliothèques

Cyclo-Biblio es una conferencia de bibliotecas en la que 50 profesionales pedalean cada año durante una semana en una región francesa o de habla francesa. En su camino, visitan las bibliotecas y mientras, intercambian conocimientos y prácticas. Cyclo-Biblio, es también una campaña de defensa de las bibliotecas. Su objetivo es promover y crear conciencia sobre los servicios y recursos de la biblioteca, así como el papel de las bibliotecas en la sociedad.

5 ed. cyclo-biblio, 2018 La vélorution des bibliothéques“Angelle”: 5ª edición de Cyclo-Biblio. Saliendo de Angers, pasaran por Saumur, Parthenay, Niort y acabaran el itinerario seis días más tarde en La Rochelle (coincidiendo con el congreso de la Asociación de Bibliotecarios Franceses). A lo largo del recorrido, el pelotón visitará diferentes tipos de bibliotecas (bibliotecas universitarias, bibliotecas municipales) y participará en talleres compartiendo conocimientos sobre diferentes temas (sketchnote, ambiente laboral, improvisación, comunicación, puntos de vista…) y bajo diferentes formas. Cada bibliotecario/a podrá intentarlo durante los seis días de formación activa redactando un artículo, un discurso, entrevistando a un responsable municipal, haciendo vídeo, fotos o presentando su trabajo al público que encuentren en el camino. Los participantes son franceses, suizos, belgas, alemanes, españoles, ingleses o de cualquier otro país, representantes de bibliotecas públicas de todos los tamaños, de bibliotecas universitarias e institucionales”.Carta de presentación de Carmen de Miguel en Cyclo-Biblio

Puedes estar informado de este evento en las siguientes redes sociales:

: ( https://twitter.com/cyclo_biblio?lang=fr)

https://www.instagram.com/cyclobiblio/

https://www.facebook.com/cyclobib/

https://www.flickr.com/photos/144122299@N08/albums

Durante el evento, ella misma nos mantendrá informados ¡¡ánimo, te seguiremos en la ruta!!

 



							

Ruta cicloliteraria en la Semana de la Movilidad, así fue

La semana del 16 al 23 de septiembre se celebró en toda Europa la Semana de la Movilidad. En esos días se intenta sensibilizar a la sociedad en cuanto a la movilidad sostenible. Se busca aumentar el uso del transporte público, la bicicleta y la movilidad peatonal. Se pretende lograr unas ciudades más agradables, más limpias, más silenciosas y, en definitiva, más amigables.
Palacio de Santa Cruz
Biblioteca Entre Líneas

Las bibliotecas de la UVa hemos querido sumarnos a esta iniciativa internacional. Para ello hemos organizado una actividad “cicloliteraria”. Lo hemos hecho en colaboración con la Oficina de Calidad Ambiental de la UVa y con la asociación ciclista La Curva.

El objetivo de esta ruta era:

  • Celebrar la jornada de la movilidad con un recorrido en bicicleta. Hacer un “maridaje” entre movilidad sostenible, literatura, ciclismo urbano y bibliotecas.
  • Visibilizar dentro de la ciudad a los grupos organizadores: UVa (Oficina de Calidad Ambiental y Biblioteca Universitaria) y Asociación la Curva.
  • Visibilizar dentro de la ciudad a las bicicletas como medio de transporte.

El recorrido fue el siguiente:

  • Punto de encuentro: Plaza del Colegio de Santa Cruz
    • Primera lectura: “Estatutos del Club Ciclista” leído por Pedro Mencía. Lectura del artículo 1º, 2º, 4º y el epígrafe “Reglamento de excursiones”. Se encuentra disponible en UVaDoc
  • Llegada a la Biblioteca del Campus Miguel Delibes
    • Segunda lectura: “Mi querida bicicleta” capítulo de “Mi vida al aire libre” de Miguel Delibes leído por Ramón García Domínguez
  • Llegada a la Biblioteca Entre Líneas
    • Tercera lectura: “Oda a la bicicleta” de Pablo Neruda leído por Asunción Sánchez
  • Llegada a la Casa Zorrilla
    • Cuarta lectura: “La última luz” de Narciso Alonso Cortés leído por “José Zorrilla
  • Llegada a Plaza de Poniente junto a la estatua de Rosa Chacel
    • Quinta lectura: “El ciclista piadoso” de Vicente Álvarez leído por Vicente Álvarez
  • Llegada a Plaza del Colegio de Santa Cruz
    • Sexta lectura: “Los viajes de la cigüeña” de Gustavo Martín Garzo leído por Luis Enrique Valdés Duarte
Biblioteca Miguel Delibes
Plaza Poniente

Durante todo el itinerario fuimos acompañados por tres miembros de la Policía Municipal que también iban en bicicleta, y a los que, desde aquí, damos las gracias.

¡Quién sabe! quizás volvamos el próximo año con una nueva ruta…