Día del libro 2020

El Grupo de Responsabilidad Social de la Biblioteca de la Universidad de Valladolid había organizado para la semana del 20-23 de abril, con motivo del Día del Libro, una lectura pública de El Camino, obra de Miguel Delibes publicada en 1950.

El Camino, de Miguel Delibes

Este año se celebra el centenario del nacimiento del autor (Valladolid, 17 de octubre de 1920 – Valladolid, 12 de marzo de 2010).

Durante todo el año, diversas instituciones españolas y extranjeras habían programado igualmente actos en homenaje al autor vallisoletano: la Fundación Miguel Delibes, la Biblioteca Nacional, la Universidad de Valladolid, etc.

La reciente situación excepcional de crisis sanitaria en la que nos encontramos nos ha obligado a cancelar todo tipo de actividades presenciales.

La Biblioteca Universitaria no ha querido quedarse sin dejar un pequeño rastro de homenaje a Delibes. Así que hemos seleccionado uno de los capítulos del libro que habíamos pensado leer, y hemos optado por compartirlo en un hilo de Twitter que empezará el martes 21 de abril en el perfil de la Biblioteca Reina Sofía y se irá siguiendo desde las demás bibliotecas UVa, a través de sus respectivos perfiles en Twitter durante tres días más..

III


El valle… Aquel valle significaba mucho para Daniel, el Mochuelo. Bien mirado, significaba todo para él. En el valle había nacido y, en once años, jamás franqueó la cadena de altas montañas que lo circuían. Ni experimentó la necesidad de hacerlo siquiera.

A veces, Daniel, el Mochuelo, pensaba que su padre, y el cura, y el maestro, tenían razón, que su valle era como una gran olla independiente, absolutamente aislada del exterior. Y, sin embargo, no era así; el valle tenía su cordón umbilical, un doble cordón umbilical, mejor dicho, que le vitalizaba al mismo tiempo que le maleaba: la vía férrea y la carretera. Ambas vías atravesaban el valle de sur a norte, provenían de la parda y reseca llanura de Castilla y buscaban la llanura azul del mar. Constituían, pues, el enlace de dos inmensos mundos contrapuestos.

En su trayecto por el valle, la vía, la carretera y el río —que se unía a ellas después de lanzarse en un frenesí de rápidos y torrentes desde lo alto del Pico Rando— se entrecruzaban una y mil veces, creando una inquieta topografía de puentes, túneles, pasos a nivel y viaductos.

(Continuará…)

Chicago: fotografías

Una nueva exposición de fotografía que se puede visitar en la Biblioteca Reina Sofía hasta el 30 de marzo.

Chicago

Ángela Vizcaíno, fotógrafa vallisoletana, nos deja unas instantáneas urbanas de la ciudad norteamericana de Chicago, tomadas en un viaje personal de desconexión.

Además, el jueves 20 de febrero, a las 20h30, contaremos con la presencia de la autora y el guitarrista Fernando Martín, más conocido como Fernansu, que nos harán un miniconcierto de blues en el patio de la biblioteca, como complemento a la exposición.

La entrada es libre. Te esperamos.

Más información sobre la autora: Web de Ángela Vizcaíno

 

Por la montaña con el GUM

Durante el mes de octubre de 2019 se puede visitar en la Biblioteca Reina Sofía una selección de fotografías del Grupo Universitario de Montaña de la UVa.

El GUM de Valladolid nació en los años 70 del siglo pasado. Realiza su actividad dentro del Servicio de Deportes de la Universidad de Valladolid.

No solo organizan viajes, también realizan otras actividades de índole cultural y formativo, como es el caso de esta exposición en la biblioteca.

 

 

Semana Europea de la Movilidad 2019

Un año más, y ya van tres, la Biblioteca Universitaria ha participado en la Semana Europea de la Movilidad con una ruta ciclista urbana que este año ha tocado el medio ambiente y la literatura en distintas paradas por la ciudad.

Ruta ciclista urbana 2019

El pasado viernes 20 de septiembre tuvimos una ruta ciclobotánicoliteraria que partió del edificio LUCÍA en el campus Miguel Delibes y fue realizando diversas paradas hasta finalizar el recorrido en el mismo lugar, pero un par de horas más tarde.

La actividad estaba organizada por el Área de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la UVa, la Oficina de Calidad Ambiental y Sostenibilidad de la UVa y la Biblioteca Universitaria a través de su Grupo de Responsabilidad Social. Como otras veces, contamos con la estupenda colaboración de la Policía Municipal.

La temática de este año, además de las lecturas literarias, que fueron de obras de Miguel Delibes, estuvo relacionada con la naturaleza: Juan Antonio Medina Cuaresma, responsable de la empresa medioambiental BUTEO, nos hizo de guía con unas interesantes explicaciones de fauna y botánica que en algunos casos no conocíamos.

Comenzamos la actividad dentro del edificio con una breve introducción sobre las actividades que lleva a cabo la Oficina de Calidad Ambiental y Sostenibilidad. Además, nos explicaron el proyecto europeo URBAN AIR, liderado en Valladolid por CARTIF. Este proyecto tiene como principal objetivo la mejora del entorno urbano con acciones de movilidad sostenible.

 

Acto seguido cogimos nuestras bicis (o las prestadas por la UVa a los que no tenían) y salimos, con una primera parada muy cerca: el Arboreto que se inauguró hace poco más de un año en el Campus.

En este pequeño espacio vegetal se pueden ver representados tres espacios forestales que representan tres paisajes típicos de nuestra región: Tierra de Pinares, Cerrato-Torozos y Tierra de Campos. Todos ellos cuentan con un panel explicativo en el que aparece además un texto literario del escritor vallisoletano Miguel Delibes, gran amante de su tierra y que da nombre al campus. Juan Antonio Medina nos hizo ver distintas especies de árboles y arbustos características de las distintas zonas aludidas. Acabamos con la lectura de unos párrafos de Las guerras de nuestros antepasados (Miguel Delibes, 1975), donde vemos como Pacífico Pérez, el protagonista, siente las mismas cosas que les pasan a los árboles.

La segunda parada, muy breve, fue en la desembocadura del Esgueva, donde casualmente coincidimos con un grupo de escolares acompañados de sus profesores que se pararon en el mismo lugar.

Seguimos el recorrido en bici hasta meternos dentro del Parque Ribera de Castilla, por los senderos de tierra junto al río. Nuevas explicaciones de Juan Antonio sobre árboles y animales que podemos ver ahí. En esta ocasión, la lectura elegida fue de la obra Mi querida bicicleta (Miguel Delibes, 1988), donde el autor hace referencia a los paseos en bici al río para bañarse y lo útil que era este vehículo.

Aprovechando el camino para bicis que va paralelo al Pisuerga, atravesamos parte de la ciudad hasta llegar a la altura del colegio Lourdes, donde nos salimos para dirigirnos al Campo Grande.

El Campo Grande da mucho, mucho juego, como ya sabemos todos. Aquí paramos en distintos sitios: el estanque, la Fuente de la Fama, la escultura de homenaje a la lectura y la cueva que está detrás del estanque. Entre otras cosas, aprendimos anécdotas que no sabíamos gracias a Juan Antonio (¿de dónde vinieron las estalactitas de la cueva? ¿qué árbol era muy codiciado por sus hojas por parte del público vallisoletano?…). Y además de las ardillas, patos y pavos reales, vimos una hembra de pavo real con sus pavitos.

Las lecturas elegidas para este entorno fueron de El disputado voto del señor Cayo (Miguel Delibes, 1978), cuando descubrió el valle de la aldea del protagonista, y otro extracto de Mi querida bicicleta (Ibídem), cuando el protagonista, el propio autor, está aprendiendo a montar en bici.

Y es que el aprendizaje de la bicicleta es como el aprendizaje en la vida: la práctica hace que se consigan las cosas, y las dificultades están en ambos lados.

Las lecturas fueron seleccionadas por María Domínguez de Paz. Las fotos han sido hechas por los organizadores y por Juan Carlos Barrena.

El Grupo de Responsabilidad Social de la Biblioteca Universitaria agradece a los colaboradores y participantes su presencia en esta actividad.

Si queréis ver todas las fotos de la ruta podéis entrar en este álbum de Flickr.